La imagen del docente

La imagen del docente

La forma como imparten su clase los maestros, la capacidad para comunicar sus ideas con estilo y elegancia, el uso del lenguaje corporal, así como su imagen física, higiene, limpieza y corpulencia, son factores que inciden también en la percepción que los alumnos se forman de los profesores y en su motivación para el aprendizaje en el salón de clases.

Otra variante que incide también para formar una buena imagen del docente, tiene que ver con su capacidad para gestionar adecuadamente el afecto de los estudiantes, inculcar valores socialmente aceptados y mostrar su calidad humana,  entenderlos y ayudarlos en la solución de problemas de los estudiantes que lo soliciten, así como mostrar interés personal en su desarrollo personal.

Los docentes además aprenden más y mejor de los docentes que imparten clases amenas e interesantes, trabajan con buen humor, son tolerantes a la crítica y a las ideas diferentes.

 

Saben usar el humor como instrumento pedagógico y muestran una actitud positiva, no solo en clase si no en la vida en general.

 

 

Los jóvenes también se sienten motivados a aprender de los profesores que tienen una mejor imagen integral, lo que se refiere a una imagen física, verbal y profesional. Es decir los alumnos se sienten más motivados de aprender de los maestros que tienen una buena imagen, en lugar de los que tienen una imagen mala o negativa.

Facebook Comments

Noticias Recientes