Padres: un error, usar fifí y chairo en libros

Padres: un error, usar fifí y chairo en libros

Los libros para nivel medio superior homónimos “Historia socioeconómica de México” de los autores Aleida Galmiche Alvírez y Simón Gregorio Trejo de los Santos, así como de José Álvaro Hernández Flores, ambos para quinto semestre, editados por las firmas Book Mart SA de CV y Grupo Editorial MX, avalados por la Secretaría de Educación Pública (SEP) del estado de Puebla para planteles educativos, presentan un análisis que emplean los términos “fifís” y “chairos” para analizar el fenómeno de la desigualdad social y la polarización en el país.

La Asociación Estatal de Padres de Familia (AEPF) de Puebla rechazó que se busque polarizar a la sociedad y se establezcan tendencias políticas en los procesos de enseñanza-aprendizaje de los libros avalados para nivel medio superior.

Alejandro Águila Argüelles, presidente de la representación de tutores, pidió que se realice una investigación sobre el uso de los libros en planteles de educación media superior, ya que cada docente puede optar por dichos títulos u otros; sin embargo, cuestionó que en obras avaladas por la SEP en Puebla se incluyan términos que polarizan a la sociedad.

“Es un error que se ocupen estos términos peyorativos, eso lo único que denota, es la falta de capacitación o una posible tendencia en manipular. Están metiendo a los chavos en una dinámica de confrontación y de irritación social.

Es molesto”, explicó el representante de los tutores en la entidad. En entrevista para MILENIO Puebla, Águila Argüelles pidió a las autoridades actuales dejar atrás sus problemas políticos con otras instituciones y preocuparse por la formación de los estudiantes sin ningún tinte.

  “Es importante que sus problemas queden atrás, sus intereses de partido. No queremos que utilicen a nuestros hijos para sus planes electorales. No hay que perder de lista que todo esto se prestará para un golpeteo político. Es importante que no haya manipulación.

Nuestros chavos pueden ser muy fáciles de manipular y lo que les enseñen, se queda permanente”, apuntó. El uso de los términos en los libros generó polémica en redes sociales contra las autoridades educativas.

Facebook Comments

Noticias Recientes