Las diferencias entre el síndrome de Asperger y el Autismo

Las diferencias entre el síndrome de Asperger y el Autismo

El síndrome de Asperger es un trastorno dentro del Autismo y se ha diferenciado recientemente de autismo convencional o típico, sin embargo, todavía existe poca información al respecto, en específico del pronóstico de estos niños, a quienes se denomina ‘autistas de alto rendimiento’.

Se considera que los aspergianos, comparados con otras formas de autismo, podrán con mayor probabilidad de convertirse en adultos independientes y llevar una vida absolutamente norma. Esto será más frecuente cuando esos adultos tienen un trabajo o una profesión que está relacionada con sus áreas de interés, pudiendo ser muy competentes.

Hay una diferencia notable entre el autismo y el síndrome de Asperger, aparte, no son lo mismo. En el autismo, todas las alteraciones son muy evidentes en los tres primeros años de vida, mientras que en los aspergerianos no existe evidencia de retraso cognitivo y, en su gran mayoría, tienen una capacidad intelectual por encima de lo normal.

En muchas ocasiones el diagnóstico se realiza en la adolescencia o más tarde, pero muchos padres empiezan a detectar que su hijo tiene síndrome de Asperger cuando tiene dos y siete años.

Parte de las características son:

Un desarrollo social anormal (tiene muy pocos amigos o ninguno).

Uso de lenguaje extraño (inventan palabras, repiten frases o aprenden a leer por sí mismo).

Presencia de rutinas y rituales (como siempre en un mismo plato o interesarse por un tema de forma desorbitada).

Ante todo esto hay una distinción específica acerca del síndrome de Asperger y el Autismo, aquí las diferencias.

sindromes

 

Facebook Comments

Noticias Recientes