El 60 por ciento de las defunciones de niños y niñas pueden prevenirse

El 60 por ciento de las defunciones de niños y niñas  pueden prevenirse

El 60 por ciento de las defunciones de niños y niñas  pueden prevenirse si se toman las medidas preventivas, por lo que la Secretaría de Salud estatal exhorta a la población a contar con las medidas necesarias y evitar los accidentes en el hogar. 

Los percances se ubican como la primera causa de muerte en la población menor de 18 años, ocasionando 875 mil fallecimientos, la segunda causa de orfandad y la primera de discapacidad;   de ahí la importancia de crear conciencia de que los accidentes pueden ser prevenibles en más del 80 por ciento de las veces si se toman las medidas correspondientes.

La mayoría de las lesiones mortales en menores de 18 años se deben a accidentes de tránsito, ahogamientos, quemaduras de fuego y caídas e intoxicaciones.

La Secretaria de Salud exhorta a prevenir eventualidades en el hogar y tomar las medidas preventivas necesarias.

Hay acciones específicas de acuerdo al grupo de edad al que pertenece como la muerte súbita o mejor conocida como muerte de cuna se recomienda acostar al menor de un año de edad en posición  boca arriba sobre una superficie firme, sin almohadas, sin colocar encima capas de sábanas o cobertores.

Evitar atragantamiento, nunca deben dejarse objetos, juguetes ni alimentos pequeños al alcance del menor y siempre debe de estar vigilado al momento de que este comiendo; se debe evitar las caídas en camas o sillas.

Se recomienda no dejar solo al menor cerca de lugares donde haya agua (cisternas, retretes, cubetas, albercas), los pequeños son vulnerables y se pueden ahogar en menos de 6 cm de agua; no se debe permitir que el menor juegue en la cocina y se debe mantener alejado de alimentos o líquidos calientes, planchas, enchufes y fogones.

También guardar todos los medicamentos y productos de limpieza, aceites y nunca dejarlos al alcance de los niños, de ser posible cerrado con llave; evitar las caídas colocando barandales de protección en azoteas, ventanas y escaleras.

En caso de que el menor sufra un accidente en el hogar hay que acudir inmediato al servicio médico para ser evaluado, no auto medicar, ni poner remedios caseros, ya que pueden agravar la lesión; es importante hacer el buen uso del 066 en caso de presentarse alguna emergencia, con el fin de evitar las llamadas de broma, ya que esto implica la movilización de recursos y la falta o retraso de atención a personas que realmente lo necesitan

 

 

Facebook Comments

Noticias Recientes