Escuela para hackers

Escuela para hackers

 

Dev.f nació en 2014 con al idea de convertirse en un lugar donde los programadores pudieran aprender y vincularse al mundo laboral, así lo comenta Manuel Morato Mungaray, cofundador de este proyecto al cual define como una escuela de hackers.

manuel-morato-mungaray01
Manuel Morato Mungaray. Foto de Conacyt

“Somos hackers, pero en el buen sentido de la palabra; no somos los que se roban contraseñas o quienes hacen crímenes cibernéticos, sino desarrolladores que construimos –a través de los sistemas­ informáticos– formas para mejorar diferentes factores de la sociedad con elementos de creatividad e innovación” explicó Morato.

Pese a que el concepto de “hacker” se relaciona a actividades ílicitas, pues los conocimientos que tienen de programación se presta para ello, Manuel Morato Mungaray destacó que la selección de los alumnos se basa en su potencial como emprendedores por encima de sus conocimientos en programación. “Más que buscar personas que sepan programar muy bien, buscamos que sean personas con mucha hambre de aprender y crear cosas nuevas”.

Foto de Facebook
Foto de Facebook

Los niveles de aprendizaje son similares a los grados que maneja el karate. “Nosotros en Cinta Blanca aceptamos a personas que no saben prácticamente nada de programación pero que tienen las ganas y la creatividad para desarrollar. Cinta Roja va dirigido a un público que sabe los fundamentos de la programación y quiere conocer sobre arquitectura o patrones de diseño, así como programación funcional. Y a Cinta Negra entran personas que saben programar pero quieren adquirir buenas prácticas y aprender sobre las aplicaciones de las tecnologías más recientes”.

Debido a la gran importancia que la tecnología ocupa actualmente en nuestras vidas, el mundo de la informática ha ampliado su oferta laboral pues se necesitan personas que encuentren soluciones creativas a los problemas cotidianos de las personas.
Con información de Dev. f

Facebook Comments

Noticias Recientes