Escuelas de SLP, 3er lugar nacional con mayor rezago en servicios básicos

Escuelas de SLP, 3er lugar nacional con mayor rezago en servicios básicos

La infraestructura de los planteles educativos será uno de los mayores retos a enfrentar para Andrés Manuel López Obrador, ya que a lo largo del país se encuentran planteles con deficiencias en servicios básicos, en especial instalaciones sanitarias.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se enfrentará a un reto mayúsculo para mejorar la infraestructura educativa, de cara a su plan de educación nacional.

En su estudio “Rezago en infraestructura educativa de nivel básico en México”, el Instituto Belisario Domínguez, del Senado de la República, revela que el mayor atraso global lo presentan las escuelas indígenas, que tienen carencias de los servicios básicos. Esta falta se da, sobre todo, en instalaciones sanitarias

 En general, el mayor rezago en infraestructura educativa se presenta en el nivel primaria, seguido por los niveles preescolar y secundaria.

Los estados con escuelas con mayor rezago en servicios básicos son Chiapas, con 56.9 por ciento; Oaxaca, con 28.1 por ciento; San Luis Potosí, con 21.3 por ciento; Durango, con 20 por ciento; y Guerrero, con 17.7 por ciento.

Esto representa que en estos porcentajes, las escuelas no tienen no tienen servicios básicos como electricidad o agua.

En contraste, las entidades con menor rezago son la Ciudad de México, Aguascalientes, Tlaxcala, Baja California y Colima.

En cuanto a las condiciones de los inmuebles, los rezagos más importantes están en Chiapas, Oaxaca, Chihuahua, Sonora y Guerrero.

Este indicador señala que estas escuelas tienen carencias en al menos uno de los tres componentes: el piso, la tierra o el techo, hechos de material precario o con algún daño

 La falta de servicios sanitarios también es otro rezago grave en las escuelas. En Guerrero, el estado con mayor carencia, el 45 por ciento de las escuelas no cuentan con los servicios sanitarios mínimos para su operación.

Le siguen Tabasco, con 40 por ciento; Veracruz, con 36 por ciento; Campeche, con 35 por ciento; y Nayarit, con 33 por ciento.

Estos rezagos se mantienen a pesar de que en los últimos años se han destinado recursos multimillonarios a mejorar la infraestructura escolar.

Entre el 2013 y el 2017 se invirtieron en total al Ramo 11 de la Educación un total de 292 mil 74 millones de pesos. De ellos, el 42 por ciento fueron para educación superior; el 30.6 para educación media superior; y el 18.7 por ciento para educación básica.

El cuidado y mejoramiento de la infraestructura educativa en los estados se financia con recursos del Ramo 11, de la Secretaría de Educación Pública; y del Ramo 33, de Aportaciones Federales a las Entidades Federativas y los Municipios

Entre el 2013 y el 2018 se erogaron 46 mil 614 millones de pesos dentro del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM) de Infraestructura Educativa.
Se pondrá énfasis, dijeron, en las escuelas que han sido dañadas por fenómenos naturales, en las que se encuentran en zonas marginadas y en los planteles en comunidades indígenas.

 

 

Facebook Comments

Noticias Recientes