Motivan a estudiantes a buscar sus sueños

Motivan a estudiantes a buscar sus sueños

El ciclista Alberto Reynoso impartió una conferencia a estudiantes de la UASLP sobre lo que representa buscar un sueño, y cómo pasó 970 días buscando su sueño en una bicicleta, equipado con una casa de campaña, pedaleando por el viejo continente para conocer el mundo.

“Ese era mi sueño, yo nací con una bicicleta pegada a mí”. Cuenta el deportista que cuando se metió en la cabeza que quería recorrer el mundo, ahorro todo lo que ganó en su primer trabajo como mesero, para comprar una bicicleta, esto luego de que terminó la Universidad y primero realizó una travesía por los Estados Unidos, siempre prensando en llegar a Europa.

Explicó a los jóvenes que la vida le ha dado la oportunidad de conocer muchos contrastes, pues en un principio al 95% de la gente que le contaba su sueño de recorrer el mundo sobre una bicicleta, lo tachaban de mediocre y soñador.

Recomendó a los estudiantes que sigan sus sueños y crean en ellos mismos, aseguró que en sus experiencias por Europa se dio cuenta que a los mexicanos nos encanta ver a todos hacia abajo. “A mí me decían que nunca iba a llegar”.

Sin embargo platicó que cuando comenzaron los éxitos y las publicaciones de periódicos, comenzaron las cosas bonitas y positivas. Ya que hasta le llegaron a prometer que estaría filmando un documental, sin embargo algunas personas solo lo ilusionaron y ese sueño televisivo no fue posible, pero destacó que él continuó pese a todo con su sueño ya que: “un profesional es aquel que no le falla a la gente”.

Alberto Reynoso platicó que muchas veces en sus recorridos por Europa su familia no supo que por días vivía en la calle. Se quedaba en las bancas de parques y lo único que traía era su bicicleta y su casa de campaña. Sin embargo nunca desistió pues tenía un sueño de vida.  Y a pesar de las críticas nunca se venció.

Ante un auditorio atento el atleta conto que luego de mucho ahorro logró viajar a Europa con boleto de ida pero no de regreso, señaló que entró por Bruselas y ahí para poder pasar la aduana mostró sus documentos publicados por diversos periódicos.

Mencionó que durante su pedaleo, muchos días llovía, pero no se podía enfermar porque no contaba con seguro. Narró que cuando llegó a Alemania se sentía raro y visitó un campo de concentración en donde quedó atónito e impresionado por todas las atrocidades que puede llegar a realizar el ser humano, destacó que se  sintió desanimado y que estaba fracasado porque el viaje se puso un tanto difícil.

De Alemania, el pedalista salió rumbo a Austria, en donde contacta a la embajada y obtiene mucha publicidad, pero poco apoyo económico, ahí conoce a Jonás un individuo con quien llega a comer desperdicios de comida de un supermercado porque no tenía dinero para sufragar sus gastos.

En Hungría habla con la embajadora y cerca de llegar a Budapest, el ciclista se sentía fracasado y escribe en redes sociales: “ya no quiere continuar. Y empieza a decirse a sí mismo que es un mediocre y que la gente tiene razón sobre no lograr sus sueños”. Además el deportista comenta que cuando más mal se sintió, algunos medios estuvieron hablando del tema en San Luis Potosí y dejaron preguntas abiertas en las redes en donde lo atacaron y se burlaron de él, lo cual incrementó la idea de abandonar su sueño.

El ciclista comentó que una serie de situaciones lo hicieron volver a la embajada pues a través de una disculpa vía correo electrónico, le permitió conocer la autenticidad de una persona, lo cual fue importante pues los mexicanos reconocieron su valía y lo nombraron embajador de la juventud por su paso en la Unión Europea.

Ese aliento de todos los mexicanos, como califica el deportista, es lo que le permitió concluir su sueño y salir adelante hasta ahora que se ha convertido en un motivador que le explica a la juventud que está prohibido rendirse.
Al término del evento el rector de la UASLP hizo entrega de un reconocimiento para este atleta y egresado universitario.

 

 

 

 

Facebook Comments

Noticias Recientes