Quiero ser docente, ¿Qué habilidades necesito?

Quiero ser docente, ¿Qué habilidades necesito?

Un docente o maestro es una persona capaz de dejar un recuerdo de por vida en sus alumnos. Si quieres dedicarte a la docencia, descubre que habilidades debes tener

Ya sea para dedicarse a la docencia universitaria, secundaria o primaria, existen ciertas características que deben estar presentes en todas las personas que quieran dedicarse a la docencia; y se pueden tomar como las habilidades que separan a un buen docente de uno regular. Si quieres ser docente descubre que características debes tener más allá de la asignatura en la que te especialices.

La docencia no es solamente impartir y traspasar conocimientos, sino que un buen docente o maestro se convierte en un adulto modelo para sus alumnos, también a nivel humano. La docencia es una de las profesiones más vocacionales que existen pero además de una fuerte vocación hay otras características que se deben poseer. Descubre cuáles son las tareas de un docente y las características que debes tener para convertirte en uno.

¿Cómo es el trabajo de un docente o maestro?

El maestro o docente es un vehículo para que los alumnos aprendan, pero no a modo de brindar conocimientos para que éstos lo absorban sino enseñándoles a aprender, a que sigan su propio modelo de razonamientopromoviendo su desarrollo cognitivo mediante las herramientas y recursos con los que trabaja el docente o maestro para enseñar.

A menudo la tarea del profesor no se limita a impartir conocimiento sino alograr que los alumnos aprendan a reflexionar mediante su propio pensamiento crítico, abarcando esferas más personales de la vida de una persona como por ejemplo inculcando valores éticos y morales.

Un docente que tiene trastocados los valores fundamentales y necesarios para convivir como sociedad (como la responsabilidad, el respeto, la tolerancia, la equidad, la solidaridad, la colaboración y la libertad) y les traspasa esto a sus alumnos, éstos corren el riesgo de convertirse en ciudadanos poco éticos no solo a nivel profesional sino también personal. De esta manera está bien pensar que además de educar, el docente disciplina.

El docente o maestro es uno de los agentes fundamentales e insustituibles en una sociedad, y por más que cada vez se extienda más la educación a distanciala del maestro es una figura milenaria que no dejara de existir. En ellos recae la responsabilidad de formar personas reflexivas y humanistas.

Habilidades que debes tener si quieres convertirte en docente o maestro

1 – Un docente debe tener fuerte vocación

Como ya mencionamos, la de docente o maestro es sin duda una de las carreras más vocacionales que existen. Si quieres dedicarte a esto tienes que tener en claro dos cosas: muchas veces deberás lidiar con situaciones que hasta excedan tus funciones y es probable que mediante el ejercicio de la profesión nunca te harás rico (en términos económicos, ya que en otros términos puede que te vuelvas millonario).


2 – Un docente debe ser un buen comunicador

No solamente se trata de todo lo que sabes sino de cómo logras transmitírselo a los demás para que a ellos también les interese. Debes poder captar y mantener la atención del otro aunque estés explicando el tema más aburrido del mundo. Por ese motivo, ser un buen comunicador es uno de los requisitos esenciales de un docente.


3 – Un docente debe ser empático

La empatía es ponerse en el lugar del otro. Un docente que intenta enseñar y “tener llegada” con los alumnos no pudiendo entender cómo funcionan las lógicas de éstos según su edad o el contexto familiar y social en el que están inmersos, básicamente no podrá entenderlos.

Para esto es el docente el que tiene que hacer el ejercicio de entender a sus alumnos para poder hablar el mismo lenguaje. Vale aclarar que esto no tiene nada que ver con “perder autoridad”. La autoridad y el respeto se ganan ampliamente más siendo un docente comprensivo que inspira confianza a sus alumnos y no siendo un maestro autoritario al que todos temen.


4 – Un docente debe ser paciente

Igual que el resto, esta es una particularidad fundamental, necesaria e insustituible. Categóricamente, las personas sin paciencia no deberían intentar dedicarse a la docencia.

Ya sea que enseñes a niños pequeños, a adolescentes o a adultos, la paciencia es una característica que el docente necesitará todos los días de su vida en su trabajo tanto para enseñar como para lidiar con personas o grupos conflictivos.


5 – Un buen docente es creativo

La creatividad y la curiosidad también deben ser características presentes en los docentes, ya que si una persona no se siente primero ella misma motivada a aprender nuevas formas de hacer las cosas, condenará a sus alumnos no enseñándoles estas habilidades tan prácticas para un montón de ámbitos.

6 – Un buen docente busca la formación continua

Los docentes que no tienen interés de continuar capacitándose y formándose continuamente quedan con conocimientos “vencidos”, obsoletos.

El mundo actual está en constante cambio, y adaptarse, entenderlo y absorberlo es clave en todas las áreas profesionales
, y la docencia no es una excepción. Al contrario, los docentes de hoy en día deben manejar todas las herramientas (por ejemplo digitales) que manejan sus alumnos, por lo que están obligados a estar reaprendiendo todo el tiempo.

Como ya mencionamos estas características presentadas así como la descripción del trabajo docente corresponde a un maestro o profesor en general y no de ninguna asignatura en particular. En México existen múltiples y muy variados estudios para formarse como docente o maestro, ya que en el caso de los profesores, existen varias materias de especialización por las que podrías optar. A continuación te presentamos solo algunas de las opciones que puedes estudiar en educación.

Facebook Comments

Noticias Recientes